Teléfonocómo llegar
blog

Historia de las cajas fuertes

Historia de las cajas fuertes

Somos expertos en cerrajería de cajas fuertes en Tenerife y conocemos el origen de este producto. Las primeras versiones de lo que puede ser considerado una caja de seguridad, se desarrollaron ya antes de la época medieval. ¿Cómo lo hacían? Reforzando los cofres de madera con bandas de hierro martillado. Se movían por razones estéticas, no de seguridad, y de ahí se pasó a la manufactura de cofres construidos por completo con hierro fundido.

Ya en el siglo XVIII se desarrolla la metalurgia y con ella los responsables de seguridad tienen a su disposición la tecnología necesaria para construir cajas fuertes seguras contra los robos. Allá por 1826 Jesse Delano ya fabricaba cofres de hierro en Nueva York, pero ese año patentó un gran avance en las cajas de seguridad: la caja a prueba de fuego, incombustible. A pesar de que en el siglo XIX fueron relativamente populares las cajas de seguridad, no ofrecían ninguna defensa sustancial contra elementos como el agua o el polvo.

La primera patente de una resistencia antirrobo efectiva es de 1835. Fue solicitada por los hermanos ingleses Charles y Jeremías Chubb. A partir de esta tecnología comenzaron a producir cajas de seguridad de forma industrial. Ya en 1878 el alemán Joseph Loch aseguró haber inventado la que hoy conocemos como combinación mecánica de disco y que se sigue utilizando de forma habitual. Pero al que se considera el verdadero inventor de la caja fuerte tal y como hoy la conocemos es a Henry Brown. A partir de su modelo se comienzan a desarrollar múltiples tipos de tecnologías cada vez más sofisticadas en cerrajería de cajas fuertes en Tenerife.

En Cerrajería Hernández puedes consultarnos cualquier duda o problema que tengas con tu caja fuerte.